CONTACTO | AVISO LEGAL | SITE MAP | PUBLICITE

  Guía de la Seguridad.com | Protección contra la Intrusión

 

 
 

 
Guia de la Seguridad.com.ar >  _Artículos y Documentos de Seguridad

Canales Técnicos de Seguridad: Protección Exterior Contra la Intrusión | Medios Pasivos

Protección contra la Intrusión
     
  Protección contra la Intrusión  
  Protección Exterior: Medios Pasivos  
     
 

Generalidades.

Los medios pasivos de protección, generalmente estáticos, se instalan con la intención de delimitar una propiedad o recinto a la vez que se les exige ser capaces de disuadir a los posibles agresores. De no conseguirse este propósito deben detener, obstaculizar y dificultar la acción de los atacantes con el fin de retardar la progresión de la amenaza; de este modo se logra un mayor tiempo de reacción para los otros medios de protección (humanos y electrónicos).
Estos medios se disponen en la zona periférica de las instalaciones con unas pretensiones y características muy concretas:

  • Sirven para delimitar la propiedad.
  • Deben constituir un elemento disuasorio: al ser visto por el intruso le hará desistir en sus intentos de agresión a la propiedad.
  • En caso contrario, será capaz de detener, obstaculizar o retardar los intentos de intrusión.
  • Adaptación a las características orográficas del terreno para garantizar una protección eficiente.
  • Canalizan las personas y vehículos hacia los puntos de acceso.
  • Se utilizan como soporte de ciertos medios electrónicos: cámaras de TV, dispositivos detectores, iluminación, etc.
  • Deben ofrecer continuidad en todo el perímetro instalado, ya sea en la combinación con puertas u otros elementos constructivos.
  • No deben ubicarse en las inmediaciones elementos ajenos (árboles, farolas, postes,...) o mobiliario urbano (contenedores de basura, papeleras, parada de autobús,...), los cuales pueden colaborar en la superación de la barrera.
  • Se recomienda una altura superior a 2,5 metros.
  • Deben ser resistentes a las posibles condiciones meteorológicas adversas, propias del exterior: altas o bajas temperaturas, lluvia, nieve, granizo, etc.
  • Actuación permanente y eficaz, durante las 24 horas del día.
  • No precisan un mantenimiento riguroso.

La consecución de estos objetivos, con los que se implantan los medios pasivos, implica obtener un aumento del tiempo de acción (el empleado por el agresor para desarrollar la acción), permitiendo, al resto de medios disponibles, activos y humanos, dar la alarma y reaccionar para neutralizar la amenaza (tiempo de reacción).

 

Muros.

Es el medio mayormente utilizado para proteger recintos de diversas extensiones a pesar de los superiores costes de instalación. Consiste en una obra de albañilería que puede ser realizada en diferentes espesores y con materiales diversos (ladrillo, adoquín, piedras,...), sobrepuestos y unidos mediante una masa de yeso, cal o cemento.
Entre las características y requisitos de estos elementos destacamos:

  • Delimitar la propiedad y canalizar las personas o vehículos hacia los puntos de acceso.
  • Resistencia y firmeza para obstaculizar y retardar la acción de los agresores por medio de la escalada, superación, fractura, excavación.
  • Impiden la visión y observación de las instalaciones o actividades en ella desarrolladas.
  • Los materiales básicos deben ser macizos o crear un espacio de solidez suficiente en conjunción con los cimientos.
  • Muy utilizado para proteger recintos de diversas extensiones, por su facilidad para adaptarse a la configuración terreno.
  • Se recomienda una altura no inferior a 2,5 metros para garantizar su efectividad.
  • Debe carecer en su parte interior y exterior de elementos salientes que faciliten la superación del obstáculo.
  • Para incrementar la acción protectora se suele coronar con bayonetas, alambre de espino o concertinas, o se le adhieren elementos cortantes (cristales, cuchillas).
  • Utilización como soporte de ciertos medios electrónicos: cámaras de TV, dispositivos detectores, iluminación, etc.
  • En ocasiones se combinan en parte (hasta alturas de 50, 60, 80,... cm) con otros medios de protección: vallas, alambradas, rejas, etc.
  • No se debe ubicar en las inmediaciones elementos ajenos (árboles, farolas, postes,...) o mobiliario urbano (contenedores de basura, papeleras, parada de autobús,...), los cuales pueden colaborar en la superación de la barrera.
  • Deben ofrecer continuidad en todo el perímetro instalado, ya sea en la combinación con puertas u otros elementos constructivos.
  • Actuación permanente y eficaz, durante las 24 horas del día.

No precisan un mantenimiento riguroso.

 

Verjas.

Elemento rígido muy utilizado para obstaculizar y retardar las intenciones de intrusión en recintos de extensión reducida.
Estas son algunas de sus características:

  • Delimitar la propiedad y canalizar las personas o vehículos hacia los puntos de acceso.
  • Altura adecuada para impedir la superación por medio de la escalada, no inferior a 2,5 m.
  • Adaptación a las características orográficas del terreno para garantizar una protección eficiente.
  • Carecer de elementos que favorezcan la introducción de pies o el agarre de manos en la configuración y diseño de la verja.
  • Resistencia suficiente para impedir la apertura de huecos utilizando palancas, gatos,...
  • Para incrementar la protección los barrotes deben rematarse con formas afiladas, cortantes, estriadas.
  • Utilización como soporte de ciertos medios electrónicos: cámaras de TV, dispositivos detectores, iluminación, etc.
  • En ocasiones se combinan en la parte inferior con otros medios de protección: vallas, alambradas, rejas, etc.
  • No se debe ubicar en las inmediaciones elementos ajenos (árboles, farolas, postes,...) o mobiliario urbano (contenedores de basura, papeleras, parada de autobús,...), los cuales pueden colaborar en la superación de la barrera.
  • Deben ofrecer continuidad en todo el perímetro instalado, ya sea en la combinación con puertas u otros elementos constructivos.
  • Deben ser resistentes a las posibles condiciones meteorológicas adversas, propias del exterior: altas o bajas temperaturas, lluvia, nieve, granizo, etc.
  • Actuación permanente y eficaz, durante las 24 horas del día.

No precisan un mantenimiento riguroso.

 

Vallas de simple torsión.

Consiste en una malla de alambre resistente que se enlaza en diversos puntos formando diferentes configuraciones geométricas (cuadrados, rombos o rectángulos).
Este elemento semirígido es empleado comúnmente para la protección de recintos extensos por permitir una instalación lineal adaptada al terreno de forma rápida, sencilla y económica.
Entre sus características podemos contemplar:

  • Delimitar la propiedad y canalizar las personas o vehículos hacia los puntos de acceso.
  • Debe ofrecer continuidad en todo el perímetro instalado, ya sea en la combinación con puertas u otros elementos constructivos.
  • Adaptación a las características orográficas del terreno para garantizar una protección eficiente.
  • Debe instalarse sobre postes anclados a tierra en base de hormigón y equipados con refuerzos.
  • Los postes de sujeción se pueden utilizar como soporte de ciertos medios electrónicos: cámaras de TV, dispositivos detectores, iluminación, etc.
  • Es conveniente, así mismo, anclar la malla mediante una zapata corrida de hormigón.
  • Puede coronarse con otros elementos para dificultar la superación: bayonetas, alambre de espino, hilos electrificados, concertinas, etc.
  • Tratamiento galvanizado del alambre y/o forrado mediante plástico para prevenir la corrosión originada por el agua y las elevadas temperaturas.
  • El cerramiento perimetral de instalaciones de todo tipo constituye su aplicación más extendida: fábricas, polígonos industriales, urbanizaciones, polideportivos, aeropuertos, etc.
  • No se deben ubicarse en las inmediaciones elementos ajenos (árboles, farolas, postes,...) o mobiliario urbano (contenedores de basura, papeleras, parada de autobús,...), los cuales pueden colaborar en la superación de la barrera.
  • Se recomienda una altura superior a 2,5 metros.
  • Actuación permanente y eficaz, durante las 24 horas del día.

No precisan un mantenimiento riguroso.

 

Valla electrosoldada.

Es una malla compuesta de varillas verticales y horizontales soldadas uniformemente en las intersecciones constituyendo formas cuadrangulares o rectangulares.
Analicemos alguna de sus importantes características:

  • Sirven para delimitar la propiedad y canalizar personas o vehículos hacia los puntos de acceso.
  • Adaptación a las características orográficas del terreno para garantizar una protección eficiente.
  • Al ir unidas mediante soldadura ofrecen una mayor resistencia a los ataques de presión, corte, estiramiento, etc.
  • Suelen prefabricarse en paneles de diversas dimensiones para facilitar su instalación, aunque también es posible la fabricación en medidas especiales.
  • Debe ofrecer continuidad en todo el perímetro instalado, ya sea en la combinación con puertas u otros elementos constructivos.
  • Debe instalarse sobre postes anclados a tierra en base de hormigón aunque también suele ir anclado sobre muro o murete.
  • Puede coronarse con otros elementos para dificultar la superación: bayonetas, alambre de espino, hilos electrificados, concertinas, etc.
  • Empleo para la protección de recintos extensos por permitir una instalación lineal adaptada al terreno.
  • Cada fabricante comercializa sus propios calibres y aberturas, siendo posible la fabricación de vallas con medidas especiales.
  • Tratamiento galvanizado del metal para prevenir la corrosión.
  • El cerramiento perimetral de instalaciones de todo tipo constituye su aplicación más extendida: fábricas, polígonos industriales, urbanizaciones, polideportivos, colegios, viviendas unifamiliares, etc.
  • Se utilizan como soporte de ciertos medios electrónicos: cámaras de TV, dispositivos detectores, iluminación, etc.
  • No debe ubicarse en las inmediaciones elementos ajenos (árboles, farolas, postes,...) o mobiliario urbano (contenedores de basura, papeleras, parada de autobús,...), los cuales pueden colaborar en la superación de la barrera.
  • Se recomienda una altura superior a 2,5 metros.
  • Deben ser resistentes a las posibles condiciones meteorológicas adversas, propias del exterior: altas o bajas temperaturas, lluvia, nieve, granizo, etc.
  • Actuación permanente y eficaz, durante las 24 horas del día.

No precisan un mantenimiento riguroso.

 

Otros tipos de valla.

Exponemos otros tipos de vallas caracterizados por sus rasgos particulares y diferenciadores:

  • Valla plegada: con el objetivo de lograr una mayor resistencia se efectúa un mínimo de dos plegamientos longitudinales en forma de V.
  • Valla móvil: paneles de malla sujetos en postes que se anclan sobre una base de hormigón. Es conveniente que la malla cuente con plegados longitudinales para ofrecer mayor consistencia y que los postes se unan por medio de abrazaderas u otras sujeciones para mejorar la acción protectora. Se utiliza para cercar espacios temporalmente por motivo de obras, construcciones, eventos, etc.
  • Malla de metal expandido: su mayor ventaja es que carece de uniones ya que se elabora mediante la perforación sobre la chapa de la forma y el posterior estirado.
  • Chapa perforada: sobre chapas de diferentes espesores y tamaños se practican perforaciones con formas geométricas distintas: cuadradas, redondeadas, circulares, diseños especiales, etc.
  • Acabados galvanizados y plastificados: mediante estas técnicas se persiguen fines estéticos y que el metal resista en mayor grado la exposición a las inclemencias meteorológicas originadas por el agua o las elevadas temperaturas.

Todas ellas reúnen una serie de características comunes:

  • Sirven para delimitar la propiedad.
  • Adaptación a las características orográficas del terreno para garantizar una protección eficiente.
  • Canalizan las personas y vehículos hacia los puntos de acceso.
  • Deben ofrecer continuidad en todo el perímetro instalado, ya sea en la combinación con puertas u otros elementos constructivos.
  • No se deben ubicarse en las inmediaciones elementos ajenos (árboles, farolas, postes,...) o mobiliario urbano (contenedores de basura, papeleras, parada de autobús,...), los cuales pueden colaborar en la superación de la barrera.
  • Se recomienda una altura superior a 2,5 metros.
  • Deben ser resistentes a las posibles condiciones meteorológicas adversas, propias del exterior: altas o bajas temperaturas, lluvia, nieve, granizo, etc.
  • Actuación permanente y eficaz, durante las 24 horas del día.

No precisan un mantenimiento riguroso.

 

Alambradas.

Elemento flexible consistente en tendidos de alambre, generalmente, de espino o electrificado que se fijan sobre piquetes de hierro.
Estas son algunas de sus prestaciones y requisitos:

  • Es un elemento de instalación sencilla y económica.
  • Delimita la propiedad y canaliza las personas y vehículos hacia los puntos de acceso.
  • Deben constituir un elemento disuasorio: al ser visto por el intruso le hará desistir en sus intentos de agresión a la propiedad.
  • En caso contrario, será capaz de detener, obstaculizar o retardar los intentos de intrusión.
  • Altura adecuada para impedir la superación por medio de la escalada, no inferior a 2 m.
  • Debe instalarse sobre postes anclados a tierra en base de hormigón.
  • Posibilidad de instalación sobre bayonetas cuando se utiliza para coronar muros, vallas, paredes,...
  • Empleo para la protección de recintos extensos por permitir una instalación lineal adaptada al terreno.
  • Debe ofrecer continuidad en todo el perímetro instalado, ya sea en la combinación con puertas u otros elementos constructivos.
  • Muy utilizado para proteger recintos de diversas extensiones, por su facilidad para adaptarse a la configuración terreno.
  • No se deben ubicarse en las inmediaciones elementos ajenos (árboles, farolas, postes,...) o mobiliario urbano (contenedores de basura, papeleras, parada de autobús,...), los cuales pueden colaborar en la superación de la barrera.
  • Deben ser resistentes a las posibles condiciones meteorológicas adversas, propias del exterior: altas o bajas temperaturas, lluvia, nieve, granizo, etc.
  • Para mejorar el nivel de protección y constituir un obstáculo más difícil de superar se suelen disponer tendidos en filas paralelas, pudiendo optimizarse mediante la colocación en el espacio intermedio de alambres transversales.
  • Actuación permanente y eficaz, durante las 24 horas del día.

No precisan un mantenimiento riguroso.

 

Concertinas.

Elemento flexible compuesto de alambre de espinos o de ganchos o cuchillas de diversos tamaños, en forma de rollo expandido utilizado frecuentemente como complemento de otros medios pasivos: coronar muros, superpuesto en bayonetas dobles, entre dos filas de vallas o alambradas, etc.

  • Consta de un alambre altamente resistente al corte o fractura (acero inoxidable) sobre el que se montan los "espinos", ganchos o cuchillas a espacios equidistantes.
  • Tanto los cables como sus elementos acoplados pueden tener grosores y tamaños diferentes, en función de las prestaciones.
  • Deben constituir un elemento disuasorio: al ser visto por el intruso le hará desistir en sus intentos de agresión a la propiedad.
  • En caso contrario, será capaz de detener, obstaculizar o retardar los intentos de intrusión.
  • Adaptación a las características orográficas del terreno o soporte para garantizar una protección eficiente.
  • Deben ofrecer continuidad en todo el perímetro instalado, ya sea en la combinación con puertas u otros elementos constructivos.
  • Deben ser resistentes a las posibles condiciones meteorológicas adversas, propias del exterior (altas o bajas temperaturas, lluvia, nieve, granizo, etc.), para ello se fabrican en acero inoxidable o metales galvanizados.
  • Actuación permanente y eficaz, durante las 24 horas del día.
  • No precisan un mantenimiento riguroso.
  • Implantación habitual en instalaciones militares, centros oficiales, industrias básicas, instituciones penitenciarias, aeropuertos, etc.
  • Pueden instalarse fijas o móviles, en cuyo caso la instalación se realizará por medio de vehículos especiales.
  • La instalación de alambres con cuchillas o ganchos pueden instalarse sobre los elementos pasivos en forma de arcos simples o dobles, círculos superpuestos parcialmente, etc., e incluso, con inclinación al exterior para dificultar la superación del obstáculo.

La concertina puede contener un cable electrificado oculto para detectar los intentos de corte.

 

 

 
 
 
 

© 2006 - 2008 Guía de la Seguridad.com.ar - All Rights Reserved | info@guiadelaseguridad.com.ar
El portal de profesionales, empresas y productos de seguridad.
CONTACTO | AVISO LEGAL | SITE MAP | PUBLICITE