CONTACTO | AVISO LEGAL | SITE MAP | PUBLICITE

  Guía de la Seguridad.com | EPI - Equipos de Protección Individual

 

 
 

Guia de la Seguridad | Equipos de Protección Individual EPI

 
Guia de la Seguridad.com.ar >  _Artículos y Documentos de Seguridad

Canales Técnicos de Seguridad: Equipos de Protección Individual (EPI)

Equipos de Protección Individual | EPI
     
  Equipo de Protección Individual (EPI)  
 

Protección de Manos y Brazos

 
     
 
Introducción.

La protección de los brazos y las manos se ha convertido en una necesidad imperiosa para la realización de múltiples actividades en las que se opera con materiales y herramientas, se manipulan productos químicos o se efectúan trabajos bajo tensión eléctrica, con el objetivo de evitar golpes, contusiones, cortes, contacto con sustancias nocivas o la electricidad, entre otros muchos riesgos.
 
Principalmente, la protección de las manos se acometerá mediante la utilización de guantes, cuyo estudio obliga a clasificarlos en grupos debido a la gran variedad de modelos y cantidad de componentes, texturas, aplicaciones, etc.
 
Seguidamente exponemos los EPI que podemos incluir en la protección de manos y brazos:
  • Guantes contra las agresiones mecánicas: perforaciones, cortes, vibraciones.
  • Guantes contra las agresiones químicas.
  • Guantes contra las agresiones de origen eléctrico.
  • Guantes contra las agresiones de origen térmico.
  • Manoplas, dediles, muñequeras, puños de cuero, mitones, manijas.
  • Manguitos y mangas.
 
Obligatoriamente, los guantes deben cumplir una serie de requisitos normalizados:
  • Identificación del fabricante y de la marca del producto.
  • Inocuidad al contacto con la piel.
  • Flexibilidad, al realizar movimientos de las partes de la mano.
  • Indicación de sus componentes, forma de almacenamiento, mantenimiento y limpieza.
  • Instrucciones de uso en el idioma del país.
  • Indicación de la categoría EPI a la que pertenece.
 
Aparte de estas exigencias, es necesario considerar otros aspectos relacionados con los guantes:
  • Elección apropiada a las características del usuario y a los riesgos objeto de protección.
  • Vida útil de equipo de protección, teniendo en cuenta la gravedad de los riesgos, la frecuencia de exposición, características del puesto,...
  • Criterios de mantenimiento, basados en una buena conservación, que implica realizar controles periódicos, seguir las instrucciones del fabricante y un almacenamiento adecuado.
  • Sustituir en equipo ante mínimas modificaciones de su función protectora: cortes, roturas, orificios, alteración de la textura, deterioro del material, etc.
 
 
 
Riesgos.

Los guantes deben proteger al trabajador contra los siguientes riesgos:
  • Acciones generales ocasionadas por contacto o por el desgaste relacionado con el uso.
  • Acciones mecánicas originadas por abrasivos de decapado, objetos cortantes o puntiagudos, por choques.
  • Acciones térmicas producidas por productos ardientes o fríos, la temperatura ambiente, el contacto con llamas, acciones al realizar trabajos de soldadura.
  • Acciones eléctricas fruto de trabajos en tensión eléctrica.
  • Acciones químicas, a cusa de daños debidos a acciones químicas.
  • Acciones de las vibraciones cuyo origen es mecánico.
  • Contaminación por contacto con productos radiactivos.
 
Los riesgos derivados del equipo pueden ser:
  • Incomodidad y molestias al trabajar, ocasionando insuficiente confort de uso.
  • Accidentes y peligros para la salud por mala compatibilidad, falta de higiene y adherencia excesiva.
  • Alteración de la función de protección debida al envejecimiento por estar a la intemperie, condiciones ambientales adversas, falta de limpieza, su utilización.
 
Por último, debemos considerar los riesgos debidos a la utilización de los equipos, entre los que destacamos la escasa eficacia protectora, debida a:
  • La mala elección del equipo.
  • Su utilización inadecuada.
  • La suciedad, el desgaste o el deterioro del equipo.
 
La normativa europea que acredita la certificación de los guantes está elaborada en función de los los riesgos que cubren:
  • EN 420: Requisitos generales para los guantes.
  • EN 388: Guantes de protección contra riesgos mecánicos.
  • EN 407: Guantes de protección contra riesgos térmicos (calor y/o fuego).
  • EN 421: Guantes de protección contra radiaciones ionizantes y la contaminación radiactiva.
  • EN 511: Guantes de protección contra el frío.
  • EN 374 Guantes de protección contra los productos químicos y los microorganismos.
  • EN 659:1996 Guantes de protección para bomberos.
  • EN ISO 10819: Vibraciones mano-brazo. Transmisibilidad de la vibración por los guantes a la palma de la mano.
  • EN1082: Guantes de malla metálica y protectores de los brazos.
  • EN 60903:1992 Guantes y manoplas de material aislante para trabajos eléctricos.
  • EN 60984:1992 Manguitos de material aislante para trabajos en tensión.
.
 
Características.

Algunas de las características principales y más comunes, por tanto, convenientes, de los guantes son:
  • Envoltura completa de la mano para evitar el contacto con los agentes nocivos.
  • Resistencia al desgarro, alargamiento, resistencia a la abrasión.
  • Resistencia a la penetración, a los pinchazos y a los cortes.
  • Relleno para amortiguar el impacto por choque.
  • Aislamiento contra el frío o el calor, en función de la temperatura previsible.
  • Iniflamabilidad, resistencia a la llama.
  • Protección y resistencia a la radiación y a la proyección de metales en fusión.
  • Aislamiento eléctrico, para trabajos en tensión.
  • Estanqueidad, resistencia a productos químicos.
  • Atenuación de las vibraciones.
  • Estanqueidad, aptitud para la descontaminación y resistencia, si se emplean con productos radiactivos.
  • Diseño ergonómico: volumen, progresión de las tallas, masa de la superficie, confort, permeabilidad al vapor de agua.
  • Calidades de los materiales: suaves, flexibles, adaptables, etc. : piel, serraje, látex, nitrilo, neopreno, caucho, etc.
  • Facilidad de mantenimiento.
  • Forma ajustada, hechura u acabados para facilitar la adherencia.
  • Resistencia del equipo a las agresiones industriales.
  • Mantenimiento de la función protectora durante toda la duración de vida del equipo.
  • Conservación de las dimensiones.
  • Elegir el equipo en función de la naturaleza y la importancia de los riesgos y condicionamientos industriales:
    • Respeto de las instrucciones de uso, facilitadas por el fabricante.
    • Respeto del marcado del equipo.
  • Elegir el equipo en relación con los factores individuales del usuario.
  • Utilizar apropiadamente el equipo y con conocimiento de riesgo, respetando las indicaciones del fabricante.
  • Mantenerlo en buen estado.
  • Realizar controles periódicos.
  • Sustituirlo cuando sea preciso.
 
Estos EPI se encuadran en la categoría II, excepto los diseñados y fabricados para proteger contra el riesgo eléctrico o aislarse de la alta tensión, para intervenir en ambientes calurosos o fríos, contra agresiones químicas o radiaciones ionizantes, etc.
 
 
.
Lugares de utilización.

Los equipos de protección individual deberán utilizarse cuando existan riesgos para la seguridad o salud de los trabajadores que no hayan podido evitarse o limitarse suficientemente por medios técnicos de protección colectiva o mediante medidas, métodos o procedimientos de organización del trabajo.
 
En particular, en las actividades o sectores de actividad indicadas posteriormente, puede resultar necesaria la utilización de los equipos protectores de los brazos y manos, a menos que la implantación de medidas técnicas u organizativas garantice la eliminación o suficiente limitación de los riesgos correspondientes.
1.       Guantes:
§         Trabajos de soldadura.
§         Manipulación de objetos con aristas cortantes, salvo que se utilicen máquinas con riesgo de que el guante quede atrapado.
§         Manipulación o utilización de productos ácidos y alcalinos.
§         Trabajos con riesgo eléctrico.
§         Manipulación o utilización de productos ácidos y alcalinos, desinfectantes y detergentes corrosivos.
§         Trabajos con masas ardientes o permanencia cerca de éstas y en ambiente caliente.
§         Trabajos en cámaras frigoríficas.
§         Manipulación con revestimientos, productos o sustancias que puedan afectar a la piel o penetrar a través de ella.
2.       Guantes de metal tranzado, malla metálica, etc.
§         Trabajos de deshuesado y troceado.
§         Utilización habitual de cuchillos de mano en la producción y los mataderos.
§         Sustitución de cuchillas en las máquinas de cortar.
3.       Manguitos y mangos protectores del antebrazo y del brazo:
§         Trabajos de deshuesado y troceado.
 
El usuario hará una utilización apropiada del equipo y con conocimiento de riesgo, respetando las indicaciones del fabricante y de los responsble de seguridad y salud de los centros de trabajo, tanto para el mantenimiento como para el uso.
 
Cuando sea preciso, en los lugares de trabajo existirá una señalización dirigida a advertir a los trabajadores de la presencia de un riesgo, o a recordarles la existencia de una prohibición u obligación; a tal efecto se dispondrán las señales reglamentadas, en forma de panel, para llamar la atención de los trabajadores sobre la obligatoriedad de utilizar protección de manos y brazos mientras permanezcan en el área de trabajo.
 
     
     
 

 
     
     
     
     
     
     
     
 
 
 
© 2006 - 2008 Guía de la Seguridad.com.ar - All Rights Reserved | info@guiadelaseguridad.com.ar
 
El portal de profesionales, empresas y productos de seguridad.
 
CONTACTO | AVISO LEGAL | SITE MAP | PUBLICITE