CONTACTO | AVISO LEGAL | SITE MAP | PUBLICITE

  Guía de la Seguridad.com | EPI - Equipos de Protección Individual

 

 
 

Guia de la Seguridad | Equipos de Protección Individual EPI

 
Guia de la Seguridad.com.ar >  _Artículos y Documentos de Seguridad

Canales Técnicos de Seguridad: Equipos de Protección Individual (EPI)

Equipos de Protección Individual | EPI
     
  Equipo de Protección Individual (EPI)  
 

Protección de Pies y Piernas

 
     
 
Generalidades.

En este apartado nos referimos a los equipos y accesorios diseñados y fabricados para asumir una función de protección específica del pié y/o de la pierna, así como para prevenir deslizamientos que podrían ocasionar otros daños a los usuarios.
 
Básicamente, la protección de los pies se efectúa mediante la utilización de botas o zapatos, cuyo estudio obliga a clasificarlos en grupos debido a la normativa aplicables y la gran variedad de modelos y cantidad de componentes, texturas, aplicaciones, etc. Seguidamente exponemos los EPI que podemos dedicar a la protección de pies y piernas:
  • Calzado de seguridad.
  • Calzado de protección.
  • Calzado de trabajo.
  • Calzado y cubrecalzado de protección contra el calor.
  • Calzado y cubrecalzado de protección contra el frío.
  • Calzado frente a la electricidad.
  • Calzado de protección contra las motosierras.
  • Protectores amovibles del empeine.
  • Polainas.
  • Suelas amovibles (antitérmicas, antiperforación o antitranspiración).
  • Rodilleras.
 
El mercado nos ofrece múltiples y variados modelos de calzado, de entre los cuales señalamos algunos:
  • Zapatos bajos, borceguíes, botas cortas.
  • Botas de seguridad.
  • Zapatos de desabrochado rápido.
  • Zapatos y botas con protección en la puntera y/o suela.
  • Zapatos y cubrezapatos con suela antitérmica.
  • Zapatos, botas y cubrebotas de protección contra el calor, contra el frío, o contra las vibraciones.
  • Zapatos, botas y cubrebotas de protección antiestáticos o de protección aislantes.
  • Zapatos y botas contra el agua y ácidos.
  • Botas de protección contra las cadenas de tronzadoras.
  • Zuecos.
  • Protectores del empeine amovibles.
  • Crampones amovibles para el hielo, nieve, suelos resbaladizos.
 
Las normas europeas que han de cumplir estos EPI son:
  • EN 344: Exigencias generales del calzado de seguridad, del calzado de protección y del calzado de trabajo de uso profesional.
  • EN 345: Especificaciones para el calzado de seguridad.
  • EN 346: Especificaciones para el calzado de protección.
  • EN 347: Especificaciones para el calzado de trabajo.
  • EN 50321: Calzado aislante de la electricidad para trabajos en instalaciones de baja tensión.
 
 
 
Zapatos y botas de seguridad. Riesgos.

Los protectores de pies y piernas deben proteger al trabajador contra los siguientes riesgos:
1.       Acciones mecánicas cuyo origen y forma puede ser:
§         Caídas de objetos o aplastamientos de la parte anterior del pie.
§         Caída e impacto sobre el talón del pie.
§         Caída por resbalón.
§         Caminar sobre objetos puntiagudos o cortantes.
§         Acción sobre: los maléolos, el metatarso, la pierna.
2.       Acciones eléctricas causadas por baja, media tensión o alta tensión.
3.       Acciones térmicas fruto del frío o calor o la proyección de materiales en fusión.
4.       Acciones químicas motivadas por polvos o líquidos agresivos.
 
Los riesgos derivados del equipo pueden ser:
1.       Incomodidad y molestias al trabajar, ocasionando insuficiente confort de uso por:
§         Mala adaptación del calzado al pie.
§         Mala evacuación de la transpiración.
§         Fatiga debida a la utilización del equipo.
§         Penetración de la humedad.
2.       Accidentes y peligros para la salud por mala compatibilidad, falta de higiene y riesgo de luxaciones y esguinces debido a la mala sujeción del pie.
3.       Alteración de la función de protección debida al envejecimiento por estar a la intemperie, en condiciones ambientales adversas, falta de limpieza, utilización.
4.       Carga electrostática del portador originada por descargas electrostáticas.
 
Por último, debemos considerar los riesgos debidos a la utilización de los equipos, entre los que destacamos la escasa eficacia protectora, debida a:
  • La mala elección del equipo.
  • Su utilización inadecuada.
  • La suciedad, el desgaste o el deterioro del equipo.
 
 
 
Zapatos y botas de seguridad. Características.

Entre sus características y requisitos destacamos:
  • Resistencia de la punta del calzado.
  • Capacidad del tacón para absorber energía.
  • Refuerzo del contrafuerte.
  • Resistencia de la suela al deslizamiento.
  • Calidad de la suela antiperforación
  • Existencia de una protección eficaz: de los maléolos, del metatarso, de la pierna.
  • Aislamiento eléctrico. Conductibilidad eléctrica.
  • Aislamiento térmico.
  • Resistencia y estanqueidad.
  • Resistencia y estanqueidad.
  • Diseño ergonómico: forma, relleno, número del calzado.
  • Permeabilidad al vapor de agua y capacidad de absorción de agua.
  • Estanqueidad.
  • Calidad de materiales.
  • Facilidad de mantenimiento.
  • Rigidez transversal del calzado y de la combadura del calzado, buena adaptación al pie.
  • Resistencia de la suela a la corrosión, a la abrasión al uso.
  • Resistencia del equipo a las agresiones industriales.
  • Mantenimiento de la función protectora durante toda la duración de utilización.
  • Conductibilidad eléctrica.
 
Otros aspectos a considerar:
  • Elegir el equipo en función de la naturaleza y la importancia de los riesgos y condicionamientos industriales:
    • Respeto de las instrucciones de uso, facilitadas por el fabricante.
    • Respeto del marcado del equipo.
  • Elegir el equipo en relación con los factores individuales del usuario.
  • Utilizar apropiadamente el equipo y con conocimiento de riesgo, respetando las indicaciones del fabricante.
  • Mantenerlo en buen estado.
  • Realizar controles periódicos.
  • Sustituirlo cuando sea preciso.
 
Estos EPI se encuadran en la categoría II, excepto los diseñados y fabricados para proteger contra el riesgo eléctrico o aislarse de la alta tensión, para intervenir en ambientes calurosos o fríos, contra agresiones químicas o radiaciones ionizantes, etc.
 
 
 
 
Lugares de utilización.

Los equipos de protección individual deberán utilizarse cuando existan riesgos para la seguridad o salud de los trabajadores que no hayan podido evitarse o limitarse suficientemente por medios técnicos de protección colectiva o mediante medidas, métodos o procedimientos de organización del trabajo.
 
En particular, en las actividades o sectores de actividad indicadas posteriormente, puede resultar necesaria la utilización de los equipos protectores de los pies y piernas, a menos que la implantación de medidas técnicas u organizativas garantice la eliminación o suficiente limitación de los riesgos correspondientes.
1.       Calzado de protección y de seguridad:
§         Trabajos de obra gruesa, ingeniería civil y construcción de carreteras.
§         Trabajos en andamios.
§         Obras de demolición de obra gruesa.
§         Obras de construcción de hormigón y de elementos prefabricados que incluyan encofrado y desencofrado.
§         Actividades en obras de construcción o áreas de almacenamiento.
§         Obras de techado.
§         Trabajos en puentes metálicos, edificios metálicos de gran altura, postes, torres, ascensores, construcciones hidráulicas de acero, instalaciones de altos hornos, acerías, laminadores, grandes contenedores, canalizaciones de gran diámetro, grúas, instalaciones de calderas y centrales eléctricas.
§         Obras de construcción de hornos, montaje de instalaciones de calefacción, ventilación y estructuras metálicas.
§         Trabajos de transformación y mantenimiento.
§         Trabajos en las instalaciones de altos hornos, plantas de reducción directa, acerías, laminadores, fábricas metalúrgicas y talleres de martillo, talleres de estampado, prensas en caliente y trefilerías.
§         Trabajos en canteras, explotaciones a cielo abierto y desplazamiento de escombreras.
§         Trabajos y transformación de piedras.
§         Fabricación, manipulación y tratamiento de vidrio plano y vidrio hueco.
§         Manipulación de moldes en la industria cerámica.
§         Obras de revestimiento cerca del horno en la industria cerámica.
§         Moldeado en la industria cerámica pesada y de materiales de construcción.
§         Transportes y almacenamientos.
§         Manipulaciones de bloques de carne congelada y bidones metálicos de conservas.
§         Obras de construcción naval.
§         Maniobras de trenes.
2.       Zapatos de seguridad con tacón o suela corrida y suela antiperforante: obras de techado.
3.       Calzado y cubrecalzado de seguridad con suela termoaislante: actividades sobre y con masas ardientes o muy frías.
4.       Polainas, calzado y cubrecalzado fáciles de quitar: en caso de riesgo de penetración de masas en fusión.
 
El usuario hará una utilización apropiada del equipo y con conocimiento de riesgo, respetando las indicaciones del fabricante y de los responsable de seguridad y salud de los centros de trabajo, tanto para el mantenimiento como para el uso.
 
Cuando sea preciso, en los lugares de trabajo existirá una señalización dirigida a advertir a los trabajadores de la presencia de un riesgo, o a recordarles la existencia de una prohibición u obligación; a tal efecto se dispondrán las señales reglamentadas, en forma de panel, para llamar la atención de los trabajadores sobre la obligatoriedad de utilizar protección de pies y piernas mientras permanezcan en el área de trabajo.
 
     
     
 

 
     
     
     
     
     
     
     
 
 
 
© 2006 - 2008 Guía de la Seguridad.com.ar - All Rights Reserved | info@guiadelaseguridad.com.ar
 
El portal de profesionales, empresas y productos de seguridad.
 
CONTACTO | AVISO LEGAL | SITE MAP | PUBLICITE